Proporcionar alimentos a los niños necesitados como parte de nuestro trabajo va más allá de garantizar que los niños coman mientras están en la escuela